< volver

AEFAS celebra su Asamblea General de Socios en el Llagar de Trabanco

· José María Salazar cree que la alta tasa asturiana de desempleo juvenil y desigualdad entre hombres y mujeres “no es aceptable”

· El consejero de Economía señala que “en Asturias hemos declarado la guerra a la burocracia”

· La asociación celebró su asamblea general de socios 2022

 

La Asociación Asturiana de Empresa Familiar (Aefas) celebró ayer su asamblea general de socios, a cuyo acto de clausura asistieron el presidente de Aefas, José María Salazar; el alcalde de Sariego, Saúl Bastián; el consejero de Economía y Empleo del Principado de Asturias, Enrique Fernández; y el director de Empresas e Instituciones Asturias- Cantabria de Banco Santander, Óscar Sánchez. El encuentro se produjo en el llagar Trabanco de Sariego.

José María Salazar aseguró que “tenemos que conseguir, entre todos, reducir nuestra tasa de desempleo de menores de 25 años y la desigualdad entre hombres y mujeres”, unas cifras en las que “no somos los peores, pero no en absoluto aceptables”.

El presidente de Aefas se dirigió a las administraciones públicas para señalarles que “pueden contar con nosotros”, con las empresas familiares, en las propuestas para generar empleo. En este sentido, Salazar recordó que en Asturias “más del 90% de las compañías son familiares, representamos casi el 80% del empleo privado y aportamos más del 60% del PIB regional”.

También reclamó a las administraciones una agilización de los procesos burocráticos y su reivindicación sobre la reducción de la carga que supone el impuesto de sucesiones, que en ocasiones llega a poner en peligro la continuidad de las empresas familiares en manos de sus creadores y “significa, muy posiblemente, alejar el centro de decisión y la pérdida del vínculo con el territorio”.

El consejero de Economía, Enrique Fernández, aseguró, al aludir a las empresas familiares que son  “uno de los pilares clave sobre los que se asienta la economía española y asturiana” y aseguró que “desde el Gobierno de Asturias hemos declarado la guerra a la burocracia” con nuevas leyes y desarrollos. También pidió espacios de diálogo y entendimiento para “convertir la oportunidad que dan los fondos europeos en un éxito colectivo de la sociedad asturiana”.

El alcalde de Sariego, Saúl Bastián, destacó el importante papel de las empresas familiares y su capacidad de adaptación a la economía global en un “mercado feroz”.

Tras la asamblea y antes del acto de clausura, tuvo lugar el diálogo titulado ¿Cómo sobrevivir en la empresa familiar?Participaron Eduardo Estévez, director Empresa Familiar Castilla y León y  Fernando Vázquez, socio de Empresa Familiar de Deloitte.

También tuvo lugar la mesa de debate bajo el títuloLa Sidra: Familia y Tradición; presente y futuro, con Samuel Trabanco, director gerente de Grupo Trabanco; Ricardo Cabeza, director general de Grupo El Gaitero;  Tino Cortina, director general de Sidra Cortina y con la moderación de Juan Manuel Ballesteros, director comercial en Asturias de Banco
Santander.

Durante el acto se celebró la entrega de diplomas a las empresas participantes en la I edición del Programa Empresa Familiar en las Aulas, promovida por el Instituto de la Empresa Familiar en colaboración con  la consejería de Educación del Principado. Sus objetivos, según José María Salazar, son “acercar la actividad de las empresas a los entornos educativos, incentivar el interés por desarrollar iniciativas empresariales y potenciar el vínculo entre el sistema educativo y la empresa familiar”.

 

Puedes acceder a la galería a través del siguiente enlace

compartir
FacebookTwitterCompartir por Correo