< volver

Asamblea Genera AEFAS

Asamblea General 2017

En su intervención, el nuevo presidente de AEFAS, Pedro Ortea, aseguró que entre sus principales objetivos se encuentra continuar con las labores formativas que tiene la asociación “para colaborar y ayudar a sus integrantes y a las distintas empresas familiares de la región”, además de seguir potenciando los valores que representa la empresa familiar, como los de arraigo y continuidad “y, fundamentalmente”, aseguró, “trataremos de potenciar la creación de un ecosistema empresarial dentro de Asturias”. Para ello, Pedro Ortea entiende que “la empresa familiar y la asociación son importantes y fundamentales para que las empresas se conozcan y llegar a hacer como en otras comunidades autónomas, donde se celebran ferias de distintos proveedores, de manera que nosotros no tengamos que ir a buscar fuera lo que podamos encontrar aquí”, manifestó.

Otro de los retos fundamentales que se marcan el nuevo presidente y su Junta Directiva es “seguir trabajando para que las empresas sigan creciendo, y en esto la Administración tendrá que ayudarnos”, subrayó. Porque Pedro Ortea considera que “no solamente la creación de empresas es importante sino también que las que existen crezcan. En Asturias las empresas son muy pequeñas y parece que existe la intención de que sigan siendo pequeñas, aunque haya más. Y no es así, las que son tienen que ser más grandes, crecer”.

Respecto a la proyección del tejido empresarial asturiano, Ortea cree necesario “apoyo para darlo a conocer, que se sepa que Asturias es una potencia a nivel empresarial y quizás pecamos de no saber darnos a conocer en toda la extensión de nuestra capacidad”, matizó, “pero en lo que se refiere a nivel empresarial no tenemos nada que envidiar al resto de las comunidades autónomas. “Quizá sí tenemos que envidiar, sin embargo, ciertas infraestructuras, ciertos apoyos, ciertos convenios… pero de lo que es la capacidad empresarial ninguno”, aseveró, destacando que en este momento solo las casis empresas que integran AEFAS forman parte de todos los sectores y dan empleo en este momento a más de 20.000 personas.

El relevo generacional, la seguridad jurídica necesaria para el desarrollo y crecimiento de las empresas, así como la importancia la reforma del Impuesto de Sucesiones, son otros de los tres factores a los que el presidente de AEFAS dio especial importancia. En este último aspecto, se mostró convencido de que “empezamos a ir por el buen camino, tanto con la entrada en vigor de la nueva ley en enero de este año, como con la que se va a publicar dentro de poco en el BOPA”, ya que, considera, “va a suponer una mejora fundamental para garantizar la continuidad de las empresas. Había cosas que desde la asociación llevábamos reclamando ya desde hace mucho años y que ahora mismo se han visto reflejadas en el nueva ley”. Matizó sin embargo que “lo que quisiéramos en la asociación sería la desaparición del impuesto” porque “aunque nos parece bien que se vaya en esta línea legislativa, entendemos que tanto el impuesto de sucesiones como el de donaciones son profundamente injustos, teniendo muy poco de redistributivos, recaen sobre algo por lo que ya se pagó impuestos sobradamente y recae sobre la propia base de sustento de la empresa familiar: es decir, cuando alguien crea un empresa pensando en su familia y en sus hijos, cualquier problema que se ponga sobre lo que pueda garantizar no solamente la sucesión de la empresa, sino también su continuidad y la riqueza y el empleo que genera, yo considero que es perjudicial”, concluyó.

compartir
FacebookTwitterCompartir por Correo