< volver

Asamblea General de Socios 2020

La patronal de empresa familiar reclama más financiación y “flexibilidad” en la fiscalidad

 

  • El presidente de Aefas, Jorge Suárez, pide también al Principado apoyo para invertir en tecnologías de la información
  • Adrián Barbón: “No podemos permitir que haya un nuevo confinamiento, lo primero es salvar vidas”
  • El consejero de Ciencia e Innovación cree que habrá más presupuesto para Investigación y Desarrollo

 

Oviedo, 13 de julio de 2020.-

 

El presidente de la Asociación Asturiana de Empresa Familiar de Asturias (Aefas), Jorge Suárez Díaz, reclamó hoy a las administraciones del Principado más apoyo en forma de “financiación accesible”, así como “más flexibilidad en la financiación para que no sea una losa inamovible que lastre a las empresas”.

 

Suárez presidió en Las Caldas (Oviedo) la asamblea general de socios de Aefas que se celebra anualmente. Al acto asistieron el presidente del Principado, Adrián Barbón; el consejero de Ciencia e Innovación, Borja Sánchez; el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli y el director territorial de Asturias y Cantabria de Banco Santander, Manuel Iturbe.

 

El presidente de Aefas recordó al presidente asturiano que las empresas familiares son “parte esencial de la solución” frente a la crisis del coronavirus, y añadió: “A cambio, es justo que recibamos el máximo apoyo: financiación adecuada, flexibilidad y comprensión”.

 

Para el colectivo de empresa familiar, sigue siendo esencial modernizar y digitalizar una burocracia “excesivamente rígida”, al mismo tiempo que se concede ayudas públicas a las pequeñas empresas para que puedan invertir en tecnologías de la información. Durante la crisis de la covid-19, dijo Suárez, “el teletrabajo llegó para quedarse, y es un hecho beneficioso pero que precisa de una inversión que muchas empresas no pueden afrontar en soledad”.

 

Por otra parte, reclamó tanto al Gobierno regional como a los ayuntamientos que, en la gestión que queda por delante para recuperar la economía de la crisis de la covid-19, “que no titubeen, que piensen un poco más allá de intereses políticos” y que den un impulso decidido a la digitalización para agilizar al máximo posible la burocracia. “No puede ser que sigamos usando el papel para los trámites y que éstos lleven meses”, dijo.

 

Por su parte, el presidente del Principado reconoció el importante papel de las empresas familiares en la economía asturiana y advirtió que su Gobierno pretende que en la “nueva normalidad” prime la salud “para que no sea necesario un nuevo confinamiento, porque lo primero es salvar vidas”.

 

Barbón recordó que “para que las empresas sigan funcionando, cuidar el tejido empresarial resulta básico” y estuvo de acuerdo con Jorge Suárez en que la reforma y puesta al día de la administración es una prioridad, así como la “poda de excesos bururcráticos”. También llamó al entendimiento e insistió en que es necesario agilizar el diálogo de concertación entre patronal y sindicatos desde esta semana.

 

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, cree que Asturias tiene necesidad de que “las administraciones respalden con firmeza” a las empresas familiares y les prometió el máximo apoyo, al igual que el director territorial de Banco Santander, Manuel Iturbe.

 

Iturbe habló también de la necesidad de reforzar las capacidades digitales de las empresas y aseguró que su entidad tiene aún 60.000 millones de euros para prestar a los clientes y que “no tenemos ninguna duda de que ahora nos toca remontar”, por lo que transmitió el compromiso del Banco Santander con la economía asturiana.

 

Diálogo sobre Innovación

Borja Sánchez, consejero de Innovación y Ciencia y el presidente de Aefas participaron después de la asamblea en un coloquio titulado La Asturias de nuestros hijos. Suárez señaló que la inversión en I+D es todavía muy baja: “tenemos que creer que la inversión en desarrollo es equivalente a futuro. Los datos de Asturias son malos. Estamos los quintos por la cola en inversión”, añadió.

 

Para Suárez, la inversión en ciencia da lugar a negocio, “el modelo asiático es fabricar cosas y luego investigar; tal vez sea el modelo a seguir en Asturias, investigar no tanto en abstracto”.

 

El consejero de ciencia, por su parte, indicó que “los datos son los que son y es cierto que son bajos. Ahora con la covid pueden llegar a Asturias una serie de fondos sin precedentes”, y necesitamos una estrategia de región, para crear un modelo económico de crecimiento sostenible. Borja Sánchez fue contundente en este sentido al afirma que “me niego a que los fondos que yo puedo captar para mi consejería se dediquen a parques y jardines”.

 

Repercusión en medios

 

 

 

VER GALERÍA DE FOTOS

compartir
FacebookTwitterCompartir por Correo